Niña de 4 años ilesa gracias a Axkid Minikid 2


Esta es la historia de Mona, su esposo y sus hijos de 5 y 11 años. Cuando solo faltaban 5 km para llegar a casa después de pasar un día fantástico con los abuelos, sufrieron un accidente automovilístico.

Estábamos casi en casa…

El accidente se produjo en una carretera rural. Mona y su familia circulaban por el carril derecho de la calzada a unos 70 km/h aproximadamente, cuando, de repente, llegando a un cruce, un vehículo presionó el acelerador para incorporarse a la carretera golpeando con toda su fuerza al coche de Mona y su familia.

El estruendo tras el impacto fue fortísimo y todos los airbags saltaron por los aires.

Intentamos desviarnos al carril izquierdo, pero fue imposible evitar la colisión – cuenta Mona.

Sin duda, esta historia demuestra que no puedes controlar el descuido que otros pueden tener cuando van al volante.

 

Hija ilesa gracias a Axkid Minikid 2

Su hija, que en ese momento tenía 5 años, iba sentada en su silla de automóvil a contramarcha Axkid Minikid 2.

El personal de la ambulancia confirmó que gracias a ir colocada a contramarcha, su hija no sufrió lesiones y todo quedó en un gran susto.

Estamos muy contentos de haber tomado la decisión de proteger a nuestra hija con una silla orientada a contramarcha, sin duda fue lo que hizo que ese día saliese totalmente ilesa del accidente – Cuenta Mona

real life story of a crash.

Lesiones de otros miembros de la familia:

Afortunadamente, teniendo en cuenta que el accidente fue bastante aparatoso, tanto la hija mayor, con 12 años de edad, como Mona y su esposo, solo sufrieron un esguince cervical y varias contusiones debidas al fuerte impacto.

Esta historia puede ocurrirle a cualquiera:

Mona aún recuerda el día que estuvieron en la tienda comprando la silla para su hija menor. Ella insistía en que quería una silla como el que tenían todas sus amigas (uno que mirase hacia delante), pero Mona y su marido fueron tajantes en su decisión, su hija iría a contramarcha y comprarían Axkid Minikid 2.

Tras el accidente, fueron ellos mismos quien le explicaron detalladamente a su hija cómo había salido ilesa del accidente gracias a que su silla estaba colocada a contramarcha.

Es muy frecuente pensar “a mí no tiene por qué ocurrirme, yo conduzco con mucho cuidado”, pero la realidad es que es un grave error. Es probable que controles como conduces tú, pero es totalmente imposible controlar al resto de vehículos que circulan por la carretera.

Gracias mona por compartir tu historia con nosotros, nos alegramos de que tú y toda tu familia estéis bien y esperamos que tu historia haga reflexionar sobre la importancia de la seguridad en los automóviles.