Plus Test: la prueba más dura para las sillas de coche

Las sillas de coche que han superado el Plus Test garantizan que tu hijo no esté expuesto a altas fuerzas sobre el cuello que puedan amenazar su vida durante una colisión frontal o fronto-lateral.

Tommy Pettersson, Jefe del Laboratorio de Choque de VTI en Linköping, Suecia, fue el principal creador de este test, que nació en 2009 como resultado del temor a que se estuvieran vendiendo en Suecia sillas europeas que no fuesen lo suficientemente seguras. A día de hoy, esta prueba es la única que garantiza que la silla de coche protege al niño de recibir elevadas fuerzas sobre el cuello.

El Plus Test es una prueba complementaria otorgada por VTI (Instituto Nacional de Investigación de Carreteras y Transportes de Suecia) para las sillas de coche destinadas al mercado europeo. El test puede ser superado en dos versiones, hasta 18 kg para las sillas con ISOFIX y hasta 25 kg para las sillas instaladas con cinturón.

 

Plus Test Axkid Tommy Pettersson

 

Lo que muchos no saben es que se trata de una prueba especialmente dura en la que muchas de las sillas de coche terminan completamente destrozadas. Existen tres factores principales que hacen que superar el Plus Test resulte extremadamente difícil:

1. Mayor velocidad utilizada durante la prueba, en comparación con la velocidad usada por las aprobaciones europeas, ECE R44 y UN- ECE R129, también conocida como “i-Size”.

2. Distancia de frenado muy corta, lo que hace que el impacto en la silla de coche sea mucho más violento ya que, cuanto menor es la distancia de frenado, mayor es la deceleración y, por tanto, más intensas son las fuerzas recibidas en el impacto.

3. Para hacer que el Plus Test sea aún más difícil de superar, no solo se usa una velocidad más alta y una distancia de frenado más corta, sino que también se miden cuidadosamente las fuerzas ejercidas sobre el cuello del “dummie” mediante sensores, lo que significa que las sillas de coche a favor de la marcha no tienen ninguna oportunidad de superar esta prueba ya que, en ellas, las fuerzas ejercidas sobre el cuello son demasiado altas.

 

Plus Test Axkid

 

El Plus Test es la prueba más dura que existe en la actualidad y la única que garantiza que tu hijo no esté expuesto a fuerzas excesivas sobre el cuello que puedan amenazar su vida durante una colisión, ya que está demostrado que un niño no puede soportar un esfuerzo cervical superior a 130 kg y en el Plus Test se mide esta fuerza estableciendo un límite máximo permitido de 122 kg.

Sin embargo, a diferencia de las pruebas de homologación europeas, no se trata de un test obligatorio, por lo que corresponde al fabricante decidir si quiere presentar una silla para que sea probada en el Plus Test o no. Axkid cuenta a día de hoy con tres sillas que han obtenido el certificado Plus Test, los modelos MinikidWolmax y Rekid.

 

Plus Test Axkid

 

Como padre, seguramente sabrás que la silla de coche de tu hijo debe estar aprobada para el mercado europeo de acuerdo con la normativa ECE. Es imperativo por tanto que compres para tu hijo una silla de coche homologada por la UE.

Sin embargo, aunque en las pruebas de homologación europeas las sillas se someten a diferentes pruebas de choque (en la ECE R44 se realizan pruebas de impacto frontal y trasero, mientras que la UN-129 o “i-Size” exige también una prueba de impacto lateral por primera vez) ninguna de ellas tiene en cuenta las fuerzas ejercidas sobre el cuello del niño en el momento del impacto.

Por lo tanto, para garantizar la máxima seguridad y protección para tu hijo, es de vital importancia que te asegures de que tu silla de coche haya superado también el Plus Test.